Como el aceite de Krill puede beneficiarnos


Desde Xantex queremos hablaros de este magnífico elemento que nos proporciona la naturaleza y que supone un suplemento alimenticio muy recomendable.


El aceite de krill es el único aceite marino que combina ácidos grasos omega 3, fosfolípidos y antioxidantes, tres elementos imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo y que lo convierten en una sustancia muy beneficiosa para tratar problemas de salud muy diferentes.


Fortalece el sistema inmunológico, la salud de la piel y las articulaciones, Combate y disminuye la inflamación, reduce el dolor de las articulaciones y aumenta la flexibilidad de las mismas.


Lucha contra los signos del envejecimiento


Prevenir y tratar un gran número de enfermedades oculares


Protección contra la degeneración macular relacionada con la edad—la causa más común de ceguera y cataratas.


protege tus ojos.


Reduce su riesgo de cáncer


Protege las membranas celulares


Salud óptima de la piel


Favorece la salud vascular


Ayuda en la prevención cardiovascular


Controla el colesterol y otros lípidos en la sangre


Regular los niveles de azúcar en sangre


Previene la diabetes, ya que reduce la resistencia a la insulina.


Mejorar la función del sistema nervioso, la concentración, la memoria y el aprendizaje.


Disfunción neurológica/cognitiva. Esto incluye al envejecimiento cerebral, pérdida de memoria y problemas del aprendizaje. Las grasas omega-3 en el aceite de kril también pueden ser útiles para tratar el TDAH, dislexia y autismo, así como para abordar la enfermedad de Parkinson y la depresion.


Función saludable del hígado


Síndrome metabólico, que incluye a la obesidad, diabetes tipo 2 e hígado graso


Alivio de los síntomas del SPM (Síndrome premenstrual) normales y Dismenorrea


Apoya un estado de ánimo saludable


Protege de enfermedades degenerativas como el Alzheimer


Reduce la presión sanguínea


Ayuda a prevenir enfermedades neurodegenerativas.


Enfermedades cardiovasculares e hiperlipidemia. El aceite de kril puede ayudar a disminuir la presión arterial, niveles de triglicéridos y colesterol LDL (malo), mientras aumenta los niveles de colesterol HDL (bueno)


La suplementación con aceite de krill disminuye los niveles de triglicéridos en los adultos que están en el límite superior del rango normal o que tienen los triglicéridos altos por más del 10 por ciento.


Protección contra la radiación UV


Mejora el rendimiento deportico


El aceite de krill se absorbe 10-15 veces más que el aceite de pescado


Inflamación. También ayuda a disminuir la proteína C reactiva


Enfermedad de Crohn y otras enfermedades intestinales inflamatorias


Prevención de parto prematuro y mayor desarrollo cerebral en los bebés


Enfermedades auto inmunológicas, como la nefropatía y lupus